Colitis en perros: ¡por qué ocurre y cómo tratarla!

casilla de verificación de hechos veterinarios

La colitis es una condición miserable que causa diarrea y otros problemas intestinales. .

Si bien suele ser de corta duración y de naturaleza menor, algunos cachorros pobres sufren episodios recurrentes de la enfermedad. Afortunadamente, hay una serie de opciones de tratamiento disponibles y estrategias de prevención que puede emplear para ayudar a su perro.



¿Qué es la colitis?

La colitis no es técnicamente una enfermedad; más bien es una condición . Colitis significa literalmente inflamación del intestino grueso , o dos puntos (el sufijo -itis significa enconado ). Ocurre en varias formas diferentes y tiene una variedad de causas.


TABULA-1


Las tres formas que toma con más frecuencia incluyen:

  1. Acute Colitis - Este tipo de colitis es el más común y suele ocurrir como respuesta a una infección, estrés o algún otro fenómeno de corta duración. La colitis aguda a menudo se resuelve por sí sola.
  2. Colitis crónica - La colitis crónica ocurre cuando su perro sufre episodios repetidos de la enfermedad, durante un período de tiempo prolongado (generalmente, dos semanas es el umbral). La colitis crónica puede ser muy exigente para un animal y puede provocar varios problemas secundarios.
  3. Colitis ulcerosa histiocítica (HUC) - También conocido como colitis granulomatosa , HUC se ve casi por completo en boxeadores . A menudo es bastante debilitante y muy difícil de tratar. Curiosamente, HUC muestra una serie de similitudes con la enfermedad de Crohn en humanos, y una investigación reciente muestra que es probable que se produzca parcialmente debido a una cepa problemática de E. coli .

Síntomas de colitis en perros: signos de colitis en su perro

La colitis se manifiesta de diferentes formas, por lo que puede causar varios síntomas diferentes. Sin embargo, algunos de los síntomas que se asocian comúnmente con la afección incluyen:



  • Diarrea y Defecaciones frecuentes - Los perros que sufren de colitis a menudo evacuan heces frecuentes, pero de bajo volumen; es el síntoma clásico de la enfermedad. También pueden mostrar cierta ansiedad o urgencia antes de hacerlo.
  • Tirante - La inflamación intestinal que caracteriza a la colitis puede hacer que difícil para los perros evacuar sus intestinos fácilmente . Esto puede provocar un esfuerzo intenso o hacer que el perro sienta la necesidad de evacuar, incluso cuando no haya heces en el intestino.
  • Aumento de la flatulencia - La inflamación intestinal y la alteración de la flora intestinal normal que a menudo acompaña a la colitis pueden hacer que su perro expulse más gases de lo normal. Si ha estado buscando el Gas-X mucho últimamente, es posible que la colitis sea la culpable. Solo ten en cuenta que algunos perros tienen más gases que otros ; no es la cantidad de gas lo que indica problemas, es un cambio en el Monto que puede indicar un problema.
  • Taburetes cargados de moco - Debido a que la colitis a menudo cambia las actividades productoras de moco del intestino grueso, puede hacer que las heces de un perro se cubran de moco viscoso.
  • Heces con sangre - La colitis a menudo conduce a pequeños desgarros en el intestino (en realidad, la colitis ulcerosa se llama así por la erosión tisular que causa). Esto a menudo conduce a brillantes sangre roja en las heces .
  • Vómitos - Ocasionalmente se producen vómitos en perros que padecen colitis. De acuerdo con la Manual veterinario de Merck , esto es más común cuando la inflamación se extiende al intestino delgado.
  • Inapetencia y pérdida de peso - La colitis a menudo reduce el apetito de un perro, lo que puede hacer que los perros afectados pierdan peso. Sin embargo, VCA Animal Hospital caracteriza la pérdida de peso causada por colitis como raro .

Las causas de la colitis en perros

La colitis puede ocurrir por varias razones diferentes. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  • Estrés - Los perros que se ven obligados a soportar una cantidad significativa de estrés pueden desarrollar colitis. Esta es probablemente una de las causas más comunes de la afección, pero también es una de las más fáciles de abordar en la mayoría de los casos. Primero deberá identificar la causa del estrés, pero luego podrá tomar las medidas necesarias para eliminar el problema. Considerar repasando las señales calmantes de su perro ¡para que puedas observar y evaluar lo que está estresando a tu pobre perro!
  • Parásitos intestinales - Los gusanos redondos, tenias, protozoos y otros microorganismos pueden instalarse en el tracto digestivo de su mascota, donde pueden causar daños. Puede que incluso ver aparecer gusanos en las heces de su perro . Esta es una de las razones desparasitación de rutina es recomendado por la mayoría de los veterinarios.
  • Alimentos tóxicos o inapropiados - Perros que meterse en la basura o desenterrar algo sospechoso del patio trasero pueden terminar sufriendo de colitis si comen algo extremadamente graso, tóxico o afilado.
cómo tratar la colitis del perro
  • Traumatismo intestinal - Lesiones en los intestinos de su perro, como las que pueden ocurrir cuando su perro perro come un hueso u otro artículo peligroso, puede provocar colitis.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII) - Algunos perros sufren enfermedades autoinmunes caninas que hacen que los intestinos reaccionen de forma exagerada a la presencia de algunos alimentos. La EII a menudo se conoce como una enfermedad inflamatoria primaria, porque causa la inflamación directamente, en lugar de un trauma o comida tóxica que conduce a la inflamación.
  • Infecciones - Las infecciones a menudo pueden irritar el revestimiento del colon de su mascota, lo que resulta en los síntomas asociados con la colitis. Varios organismos diferentes pueden causar infecciones, incluidos virus, bacterias y hongos.
  • Alergias o intolerancias alimentarias - La mayoría alergias alimentarias para perros se manifiesta en forma de picazón en la piel, patas y orejas. Sin embargo, algunos alimentos también pueden causar una reacción alérgica en el intestino de su mascota. La colitis que se origina en un alimento en particular a menudo es relativamente fácil de tratar al eliminar el elemento ofensivo de la dieta de su perro.

Qué esperar de su veterinario cuando se trata de colitis

Los perros ocasionalmente se molestan en el estómago, al igual que las personas. Por lo general, esto no es motivo de preocupación.

Sin embargo, es importante Busque atención veterinaria cada vez que su perro tenga trastornos gastrointestinales a largo plazo (los que duran más de aproximadamente 24 horas más o menos), o pasa sangre en las heces. .



jaula para perro mediano

Estos síntomas pueden indicar un problema potencialmente grave que requiere un tratamiento inmediato.

Cuando llegue al veterinario, probablemente comenzará por tomar un historial detallado y registrar la información básica y los signos vitales de su perro. Es probable que el veterinario le pregunte sobre cualquier viaje reciente o el tiempo pasado con otros perros, y lo alentará a compartir cualquier cosa fuera de lo común que haya sucedido recientemente, como que su perro se haya tirado a la basura.

Si se sospecha de colitis, su veterinario puede comenzar recomendando un ayuno de 24 horas, seguido de una dieta de alimentos suaves para ver si eso soluciona el problema. También puede recomendarle probióticos, medicamentos antiparasitarios o antibióticos.

Sin embargo, si ninguna de esas estrategias resulta útil, el veterinario puede realizar cualquiera de las siguientes pruebas de diagnóstico para ayudar a resolver el problema:

Análisis fecal - Al analizar las heces de su perro, el veterinario puede identificar la causa del problema de su perro. Por ejemplo, los frotis fecales y la flotación fecal pueden revelar la presencia de parásitos o sus huevos, los cultivos fecales pueden ayudar a identificar las bacterias presentes y el examen macroscópico puede revelar sangre o moco, lo que puede proporcionar un valor diagnóstico adicional. (Para que conste: Asqueroso en este sentido significa verlo sin un microscopio, aunque mirar doggo-doodoo es ciertamente asqueroso en el sentido tradicional también).

Ultrasonido –La tecnología de ultrasonido utiliza ondas sonoras para producir una imagen de los intestinos de su perro. Esto puede ayudar a su veterinario a inspeccionar el tracto intestinal de su perro y llegar al fondo del problema de su perro.

Radiografía - Las radiografías son una buena forma de asegurarse de que su perro no sufre una obstrucción, lesión o anomalía que esté provocando sus síntomas. Los rayos X no son el servicio más barato del mundo , pero proporcionan una forma no invasiva para que su veterinario examine la anatomía interna de su perro.

Análisis de sangre - Los análisis de sangre proporcionan una gran cantidad de información de una manera bastante no invasiva, por lo que su veterinario puede tomar un poco de sangre de Fido durante la visita. suele ser una de las primeras pruebas de diagnóstico que realizarán. Los análisis de sangre pueden proporcionar información sobre la función renal y hepática de su perro, y también pueden usarse para determinar si su perro está luchando contra una infección.

Examen endoscópico - Si su veterinario necesita visualizar e inspeccionar directamente los intestinos de su perro, puede realizar un procedimiento endoscópico, en el que se inserta una cámara larga, delgada y flexible en el recto de su perro (sedado). Esto le permitirá a su veterinario ver cualquier herida, úlcera o malformación y mostrársela a usted también.

Biopsia - En algunos casos, es posible que su veterinario deba extraer una pequeña cantidad de tejido del colon de su perro para una inspección y un análisis adicionales. Esto normalmente se puede realizar con herramientas endoscópicas insertadas a través del recto de su perro mientras está bajo sedación.

Tratamiento de la colitis en perros: ¿existe una cura?

No existe necesariamente una cura para la colitis en los perros, pero existen varias opciones de tratamiento que pueden ayudar a la mayoría de los perros a sentirse mejor. La colitis aguda a menudo se resuelve por sí sola o con la atención más simple, pero las variedades crónicas o ulcerativas de la afección pueden requerir medicamentos o procedimientos elaborados.

tratamiento para perros con colitis
  • Ayuno de 24 horas - Esto suele ser una de las primeras cosas que recomendará un veterinario, ya que le da un poco de descanso a los intestinos de su perro. Una vez que termine el ayuno, alimentos ricos en fibra a menudo se recomiendan para ayudar a normalizar el proceso digestivo.
  • Cambios en la dieta - Algunos perros experimentarán alivio a través de la manipulación dietética. Por lo general, los veterinarios recomendarán cambiar a los perros con colitis crónica a dietas que son fáciles para el estómago y consisten en cosas como pollo hervido y arroz integral al vapor. Algunos perros responden positivamente al aumento del contenido de fibra en su dieta, mientras que otros responden mejor a la reducción del contenido de fibra.
  • Probióticos - Las bacterias beneficiosas normalmente habitan en un colon sano, pero la inflamación y la rápida expulsión de los alimentos pueden reducir estas poblaciones bacterianas. Probióticos son versiones empaquetadas comercialmente de estas bacterias y se encuentran en forma de suplemento, así como dentro de algunos alimentos comunes para perros. Los probióticos pueden ayudar a vencer a las bacterias dañinas y proteger el delicado revestimiento intestinal.
  • Antibióticos - Si la colitis de su perro ha sido causada por una infección bacteriana, o si su veterinario cree que las bacterias en los intestinos de su perro están desequilibradas, antibióticos para perros se puede utilizar para eliminar los insectos dañinos. Se pueden recomendar probióticos después de los ensayos con antibióticos, ya que algunos antibióticos matan las bacterias buenas junto con las malas.
  • Medicamentos antiinflamatorios - Si la inflamación de su perro es grave, su veterinario puede recetarle medicamentos antiinflamatorios para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor asociados con la afección.
  • Cirugía - En casos extremos, es posible que su veterinario deba eliminar una parte del colon de su perro o reparar áreas muy dañadas. Obviamente, este no es un resultado deseable e ilustra la importancia de un tratamiento rápido para la colitis.

La prevención es clave para detener la colitis canina

Para el dueño promedio de un perro, es Es mucho más inteligente centrarse en el extremo del espectro de la prevención que en el extremo del tratamiento. . Afortunadamente, hay una serie de estrategias que puede emplear para ayudar a evitar que su perro se enfrente a la colitis.

Ninguno es infalible, pero ayudarán a mejorar las posibilidades de que su cachorro tenga caca sin problemas.

Mantenga bajo el nivel de estrés de su perro .El estrés es una de las causas más comunes de colitis, así que haga todo lo posible para mantener a su perro feliz y bien ejercitado. Asegúrese de que reciba mucha atención y afecto, y de que tenga un lugar seguro al que pueda retirarse cuando quiera.

Mantenga limpio el plato de comida y agua de su perro .Los platos sucios de comida y agua pueden servir como buffet para las bacterias. Dada la relación íntima de su perro con estos artículos, tiene sentido lavar los platos a diario. No olvide lavar cualquier otro artículo que entre en contacto con la comida de su mascota, como la cuchara que guarda en la bolsa de comida.

arneses para perros pequeños

Evite las áreas húmedas y sucias cuando juegue al aire libre con su cachorro .Bacterias, hongos, virus y parásitos acechan en áreas húmedas y sucias como charcos de barro y pilas de escombros. Si bien el tiempo al aire libre no tiene por qué ser una actividad estéril, es aconsejable evitar las áreas obviamente incompletas.

Evite que su perro entre en contacto con perros enfermos. .Algunas infecciones son transmisibles, lo que significa que su perro podría contraerlas de otros perros. Esto no significa que no debas dejar que tu ( debidamente vacunado ) el perro juega con otros perros, pero esté atento a los perros que presenten problemas de estómago y mantenga a su perro alejado de ellos.

Discuta un protocolo de desparasitación con su veterinario. .Lo más probable es que su veterinario ya trate a su perro periódicamente por parásitos, pero asegúrese de mencionar el problema.

Evite cambiar la comida de su perro abruptamente .Algunos perros pueden experimentar disfunción intestinal si la comida se cambia rápidamente. Para evitar esto, mezcle cantidades cada vez mayores del nuevo alimento de su perro con su nuevo alimento, en el transcurso de aproximadamente una semana.

***

No entre en pánico si su veterinario le explica que su perro tiene colitis. La mayoría de los perros probablemente soportan un ataque de la enfermedad en algún momento de sus vidas, y siempre que no ocurra durante un período de tiempo prolongado, en realidad no es un gran problema.

Solo recuerde consultar con su veterinario cada vez que su perro presente diarrea que dure más de 48 horas o heces que contengan sangre.

¿Tu cachorro alguna vez luchó contra un caso de colitis? Háganos saber cómo fue su experiencia. Nos encantaría conocer la causa real del problema de su perro, así como los pasos que usted y su veterinario tomaron para que se sintiera mejor.

Artículos De Interés